El proceso de oposición para cubrir las plazas de Bomberos de Barcelona está en sus últimas fases, así que os dejamos unos consejos para orientaros un poco más en estos ámbitos:

CONSEJOS PARA CUMPLIMENTAR UN  CUESTIONARIO DE PERSONALIDAD

 

 1.     Primera Norma: La sinceridad.   Toda persona que opta a un puesto de trabajo, tendera a presentar una imagen de si misma lo mas favorable posible, para conseguir el puesto;  por ello los cuestionarios de personalidad, incluyen una escala que mide el grado de sinceridad en las respuestas, no para detectar las personas que mienten, sino para saber quien ha mentido en el test,  esta escala puede eliminarle o suspenderle,  si supera el punto critico establecido en la misma y se anulan los resultados del cuestionario.

Conviene esforzarse en ser lo mas sincero posible en sus respuestas,

Como determinan los cuestionarios de personalidad si una persona miente o esta respondiendo sinceramente: Muy sencillo, realizando preguntas sobre pequeños defectos o fallos que tenemos o que cometemos casi todas las personas, si alguien afirma o admite que no tiene esos pequeños defectos, se duda sobre su sinceridad en lo demás que conteste, dado que puede estar exagerando sus virtudes y minusvalorando sus debilidades.

 Preguntas parecidas a:

-         ¿ Ha mentido alguna vez?

-         ¿ se ha enfadado alguna vez?

-         ¿ siempre cumple su palabra?

-         ¿ le gustan y le caen bien todas las personas que conoce?

-         ¿ ha hablado alguna vez mal de alguien?

-         ¿ siempre llega puntual al trabajo ?

-         Etc, etc

Existen  índices de fiabilidad y de veracidad y Es difícil "engañar".

 

2.     Procurar  "mojarse" en las respuestas, es decir, que intente no dar respuestas neutras (SI - A VECES - NO), o dar las menos posibles, ya que de no ser así, en la interpretación de los resultados se obtendrá un perfil "plano" y esto se verá también como un intento de distorsionar las respuestas por parte del opositor

 

3.     Sé tu mismo. Sé natural, siempre dentro del sentido común. Procura no mostrarte demasiado crítico contigo mismo. si se trata de dar una opinión sobre tu personalidad.

 4.     Las contradicciones; Cuidado con la "Escala de Sinceridad". Prestar mucha  atención a las preguntas que se formulan varias veces con distinto enunciado.

Las contradicciones sirven para descubrir si se contesta sinceramente a las preguntas, por eso y como estos cuestionarios son largos, se formula una pregunta varias veces, con enunciados similares, con diferentes matices y estas preguntas acostumbran a estar  muy distanciadas entre si, para ver si el sujeto se contradice, y responde a la misma pregunta de diferente forma (Si, No, A veces).

·      Generalmente si los resultados de los test son interpretados por profesionales, definen y concretan al detalle la personalidad del candidato.

·      No hay respuestas correctas o incorrectas. Hay que  mostrar una coherencia general.

·      Respuestas al  azar o pensando "qué querrán que ponga"; dara lugar a un test de poca fiabilidad o a una personalidad complicada (rara).

·      Cuando abordamos un cuestionario de personalidad hemos de fijarnos mucho en las preguntas, ya que utilizan expresiones como "la mayor parte de las veces", "casi siempre", "casi nunca", en ocasiones, etc. que determinan ya de por sí la calidad de la respuesta.

No es lo mismo afirmar que "la mayor de las veces no duermo de noche porque un problema me ronda la cabeza", que la expresión "cuando un problema grave me ronda la cabeza algunas noches no duermo", ya que una respuesta afirmativa tiene connotaciones muy diferentes en cada una de ellas.


Otras preguntas hacen referencia a la sociabilidad, extraversión, dominancia, asertividad etc.,

Hay que abordar los cuestionarios con calma, con sentido común y no pretendiendo dar una imagen perfecta de uno mismo, ya que en los puestos de trabajo se buscan personas con sentido común, con capacidad de aprendizaje, responsables, cierta iniciativa y capacidad de adaptación a situaciones diversas; todo esto dicho con cautela, ya que cada puesto de trabajo requiere un perfil diferente, pero casi nunca un ser perfecto, porque de esos no suelen existir.