Consejos prácticos

A medida que avanzas en la oposición estás más cerca de tu objetivo. Estas entre los mejor preparados para conseguir llegar a tu meta, pero los que quedan en el proceso también. No dejes de prepararte, no dejes que te adelanten, aprende a mejorar tus resultados en la pruebas que toman cada vez más peso e importancia en las oposiciones policiales: COMPETENCIAS Y ENTREVISTA.

Desarrolla tus habilidades y competencias para ser mejor policía y incrementar tus garantías de éxito. [+]

  • Consejos prácticos para afrontar la entrevista de personal. 

 

En la mayor parte de las oposiciones, la entrevista de personal es el paso final en el proceso de selección de empleados.

 

   Los entrevistadores de personal por lo general tienen a su disposición una variedad de datos acerca del candiato que incluye aquellos que proporcionan la forma de solicitud, calificaciones de pruebas aptitudinales,     de personalidad y fuentes similares.

 

   La tarea del entrevistador consiste en integrar la información obtenida con esas fuentes y la entrevista personal afín de realizar una recomendación o tomar una decisión con respecto del solicitante.

 

  • Cuidaremos nuestra imagen:

 

   Deberemos presentarnos siempre con antelación a la hora que estemos citados para la entrevista, para poder relajarnos y no llegar extenuados, deberemos ir correctamente aseados y vestidos, pues ello puede ser también un factor que denote nuestra forma de ser.

 

   Debemos informarnos de la mejor forma de vestir, no es lo mismo presentarnos a policía nacional que a mosso d'esquadra. 

 

   Además durante la entrevista también cuidaremos nuestras maneras y modos ( movimientos, gestos, lenguaje verbal y no verbal…).

 

 

 

  • Desarrollo de la entrevista.

 

   Una vez vaya a entrar en la sala donde se encuentre el entrevistador, pedirás permiso para entrar y mantendrás una postura correcta durante la entrevista, deberemos mostrar una actitud cordial y natural.

 

   No es necesario que intentes mirar constantemente al entrevistador pues crearía en él cierta incomodidad que podría afectar el desarrollo de la entrevista.

 

    Ante preguntas como:

 

- ¿Está usted nervioso?-

 

No es necesario que mintamos pues él lo nota, así que contestaremos que sí, es algo normal ( generalmente hay actitudes que denotan que lo estás, como el tocarte la barbilla, rascarte el rostro, sudoración de cara y manos, titubeo al hablar, si tienes algo en las manos bailarlo continuamente…).

 

   El entrevistador intentará que la entrevista se desarrolle con toda normalidad o cordialidad, intentará darte confianza para acabar con tu estado de ansiedad y generalmente lo consiguen --esa es su meta--, pues a partir de ahí el entrevistado se confía y a veces habla de más (el entrevistador intentará conseguir una atmósfera relajada).

 

   Por lo general deberemos contestar con total normalidad a las preguntas que nos formulen, no alargando demasiado las respuestas sobre lo que se nos pregunta.

 

   El entrevistador al hacer tan apacible la conversación hace que bajemos la guardia “ojo” no es nuestro colega, no es nuestro amigo, “simplemente es un examinador de nuestra personalidad”, que de él dependerá el que sigamos en la oposición o que nos apeen de ella.

 

   Debemos dar sensación de seguridad y seriedad en nuestras respuestas, deberemos cuidar nuestro lenguaje no usando vulgarismos, tecnicismos y por supuesto, sin familiaridades con el entrevistador.

 

Durante la entrevista pueden hacernos preguntas sobre casos prácticos en la calle trabajando como policías (gub, mossos...) no tenemos que conocer los protocolos de actuación, lo que quieren es que nos mostremos resolutivos y coherentes con nuestra personalidad y las competencias que hemos demostrado en las pruebas realizadas (cuestionario de competencias profesionales y personalidad).

 

Por tanto debemos entender a la “entrevista” como una fase más en el proceso selectivo, tan importante como las de conocimiento que ya hicimos y superamos.

 

  • Finalización de la entrevista:

 

     Debemos tener en cuenta que antes de la realización de la entrevista ya hemos realizado un cuestionario de personalidad de donde el entrevistador ya ha obtenido información acerca de nuestra persona y de donde seguramente nos harán preguntas, pues ya ellos han podido denotar algún problema en nuestra personalidad que intentarán confirmarlo o refutarlo.

 

     Será el propio entrevistador el que nos avise sobre la finalización de la entrevista, momento en el que nosotros nos despediremos correctamente.